+34 689 64 73 31 acm@andaluciacelulasmadre.es

Con 40 años cumplidos y tras haber jugado  en distintas categorías del fútbol, Raúl decide intervenirse por fin del ligamento cruzado y del menisco. Una lesión que venía arrastrando de años atrás, con el consiguiente  desgaste y secuelas para los cartílagos. El propio paciente narra su experiencia de recuperación con células madre:“Me sometí a una operación de cruzado y menisco y a los quince días comencé la recuperación con el tratamiento de células madre. Al segundo día, desde el primer momento ya noté mejoría. La rodilla con más flexibilidad, ausencia de dolor, menos rigidez o mejor dicho ninguna. Fue hace mes y medio. Me pincharon en una operación que duró como si fuera ambulatoria visto y no visto. Me esperaba más pero no he tenido apenas dolores.Acabo de darme de alta para trabajar, puedo andar perfectamente y llevo dos semanas con bicicleta estática, y hasta estoy trotando. ¿Volver  a jugar? Seguro, aunque con 40 años mejor me voy quitando del fútbol de competición. En resumen estoy muy sorprendido porque me dijeron que la mejoría de la recuperación era para tres meses y al día siguiente no tenía dolor . Tras mes y medio ya me encuentro perfectamente. Por su puesto, recomendaría el método de Células Madre”